Niñas y niños invisibilizados y en situación de vulnerabilidad.



Uno de los problemas más graves que se viven dentro de las prisiones de México y que hasta hace poco comenzó a legislarse en la materia ha sido la garantía de los derechos humanos desde la maternidad de las mujeres reclusas, hasta el de las niñas y niños que nacen y viven dentro de las cárceles, y es que al no estar visibilizado se violentaban gran parte de los 30 derechos rectores de los menores en nuestro país, tales como buena alimentación, atención médica, educación, y es que tan solo con las cifra de que las cárceles están rebasadas un 114% de su capacidad se convierten en espacios inhabitables y peligrosos para cualquier ser humano, los primeros años son claves y fundamentales para los menores, no podemos permitir que sean marcados de por vida o que estén obligados a seguir ciertos patrones, según la organización Reinserta México existen 800 niñas y niños viviendo con sus madres en prisión razón por la cual en el año 2015 diputadas federales del Partido Verde presentaron una iniciativa para homologar en todo el país una sola edad mínima y máxima para que dichos menores pudiera permanecer a lado de sus madres, que fue de tres años en base a las recomendaciones internacionales que diversos organismos han hecho sobre la materia.


Cuando se presentó dicha propuesta, existían entidades del país en las cuales los menores eran separados de sus madres en cuanto cumplían 6 meses de edad, y otras entidades en las cuales podían vivir con ellas dentro del reclusorio hasta entrada la adolescencia, ambos extremos sin duda igual de graves.


Tal y como lo planteó el Partido Verde, finalmente el año pasado fue aprobada la Ley Nacional de Ejecución de Penas, de aplicación en todas las entidades federativas, en la que se respetó la propuesta de tres años, como la edad mínima -y a la vez máxima- para que un menor de edad pueda permanecer a lado de su madre dentro de un reclusorio.


Cabe señalar que en Jalisco, desde el año de 1981 está reglamentada la edad de tres años como tope de edad para poder permanecer dentro del reclusorio femenil, sin embargo la referida Ley Nacional dispone que se deben de garantizar una serie de derechos como el de alimentación saludable y adecuada, atención médica, condiciones de higiene y educación suficiente para los menores, que debemos estar todos muy atentos para que se cumplan en los reclusorios de nuestra entidad.

6 vistas

©2018 by NotiAegencia. Proudly created with Wix.com