NO SE NECESITA SER FEMINISTA PARA APOYAR EL PARO DEL 9 DE MARZO

El próximo 9 de marzo se vivirá en el país un acontecimiento histórico que puede ser un parteaguas de la vida democrática de México, el llamado a un paro nacional denominado “#UnDíaSinNosotras” ha motivado al análisis sobre las intenciones que impulsan dicha manifestación concediendo al fenómeno muy diversas interpretaciones, desde los que visualizan al paro como una oposición al régimen dominante en el poder, hasta los que lo consideran una estrategia de una conspiración para terminar con el régimen patriarcado mediante la confrontación de los sexos, y quien lo califican como innecesario o de poca trascendencia pública.


Por ello, considero pertinente recordar que el catalizador de esta manifestación no solo es el movimiento feminista, si no la violencia, violencia que viven no solo los grupos vulnerables si no todos y cada uno de los miembros de una sociedad, una violencia que se ha visibilizado y personalizado en historias como la de la pequeña Fátima que encontró el eco en redes sociales para convertirse en uno de los comburentes de esta manifestación, violencia que se ha encrudecido actualmente y que se sufre sin distinción de géneros y que encuentra eco en el contexto de la conmemoración del día internacional de la mujer.


Es por esto que considero que ser o no un feminista, no es una condición para apoyar un movimiento que visibiliza la violencia que viven, las mujeres, los niños, los hombres y cualquier otro ser humano en nuestro país, no solo es legítimo si no necesario impulsar cualquier manifestación pacífica y constitucional que ponga énfasis en una de las debilidades que ha mostrado el estado, la falta de garantías para vivir seguro.


El día nueve se hablará solo de una de las tantas formas de violencia del país, ¡hay que celebrarlo!, pero debe comenzarse una profunda reflexión para terminar con todas las formas de violencia del país, no solo la que lamentablemente padecen las mujeres si no la que padecen niños y hombres por igual.


Esto no implica restarle importancia a un tema como la violencia de género, implica analizar el fenómeno social desde todos los enfoques posibles sin menosprecio a ningún integrante de la sociedad.


Por esto, este 9 de marzo es y será el de ellas y pasará a la historia como el día que lograron alzar la voz por una inconformidad legítima, pero después del 9 se necesitarán las ideas, las propuestas, los diálogos, los programas, las políticas públicas, pero sobre todo la voluntad política para en unidad terminar con la violencia contra las mujeres, contra los niños y contra los hombres de este país.

Solo en unidad podremos sacar a delante a México.

0 vistas

©2018 by NotiAegencia. Proudly created with Wix.com