TENGO GASOLINITA, NO TENGO GASOLINITA… POR QUE LA TENGO HUACHICOLADITA.·

El tema del desabasto de gasolina tiene polarizada a la ciudadanía, unos a favor de la estrategia del gobierno federal de la venta ilegal de combustible y aquellos que piensan que dicha estrategia ha sido mal implementada y que estamos padeciendo innecesariamente la carencia del hidrocarburo o hasta la falsedad de la misma, que la utilizan como pretexto para justificar la negligencia de la administración federal al haber cancelado contratos de importación de dicho combustible.


Es necesario un análisis costo beneficio, donde se observen todas las variables o por lo menos un mayor número de ellas, por supuesto el combustible que se ha dejado de robar y los delincuentes que se puedan aprehender por ese delito (que todos esperamos que no sean pocos), eso sería bueno claro y quien pudiera estar en contra de ello, pero también, hay que valorar las repercusiones negativas, el costo de la nueva modalidad de transporte en pipas, que es mayor al de los ductos, la insuficiencia de dicho servicio de abastecimiento, del hidrocarburo que se ha dejado de vender por el desabasto, el daño que comienza a tener la economía por la falta de gasolina y la inestabilidad mostrada internacionalmente en los mercados, la psicosis y el malestar generado a la ciudadanía y por supuesto lo mas grave, la gran mayoría de delincuentes que se dedicaban a la venta ilegal de gasolina, que aún se encuentran impunemente en libertad, buscando que nuevo negocio emprender para solventar el déficit de sus ganancias ilícitas.


Públicamente se ha manifestado, que dicho robo se daba principalmente al interior de Petróleos Mexicanos, siendo el 80% de dicho delito y un 20% que se daba por perforaciones clandestinas en los ductos.


También se ha dicho que las instalaciones de Petróleos Mexicanos se encuentran desde hace tiempo, tomadas por las fuerzas armadas, por lo que podemos deducir que el 80% del combustible que se robaba al interior ya fue resguardado y que los ductos se encuentran cerrados solo por el 20% del huachicoleo externo que se hace por medio de perforaciones clandestinas, este último dato, pareciera insignificante dadas las repercusiones políticas, económicas y sociales que se están generando, esto no quiere decir, por supuesto, que se debe dejar así, claro que no, pero se debe enfrentar con otro tipo de estrategias que resulten menos costosas para todos.


Otorgando sin conceder, que esta problemática efectivamente sea generada por una supuesta estrategia contra el crimen organizado, es preciso aclarar que a la fecha, los delincuentes (huachicoleros) siguen gozando de su libertad, efectivamente se afectó su negocio, pero ahora que no están ocupados, tienen el tiempo suficiente para analizar la evolución de sus negocios hacia el robo de las propias pipas o si se complica mucho, cambiar de giro al secuestro, robo, extorsión o cualquier otro, por lo que lo principal de la estrategia debería ser la detención de los delincuentes y no solo cerrarles la llave.


Me gustaría mucho pensar que la afectación al huachicoleo, los haga recapacitar de su vida delincuencial y que analizarán la posibilidad de establecer un negocio legal, pero sinceramente no lo creo.


Nadie en su sano juicio quiere que le roben y la mayoría de los mexicanos queremos que los delincuentes estén en prisión, que no exista huachicoleo, que todo regrese a la normalidad, pero la estrategia como tal, parece muy desafortunada e inocente, denota una evidente falta de planeación y una toma de decisiones impulsivas e irresponsables, que traen como consecuencia problemáticas mayores al propio delito que se pretende combatir.

Por lo que colorín colorado, este cuento sin gasolina se ha quedado.


88 vistas

©2018 by NotiAegencia. Proudly created with Wix.com